Conabio » Glosario
Para ver correctamente esta pagina su navegador debe soportar CSS
 
 

Glosario

Animal doméstico.- Es aquel que ha sido criado en cautiverio con alguna finalidad (como compañía, de uso económico, etc.) y que ha sido mantenido bajo el control de su reproducción, organización territorial y suplementos alimenticios a lo largo de muchas generaciones. Normalmente el proceso de domesticación va acompañado de modificaciones morfológicas (tamaño, color, peso, presencia o ausencia de caracteres como cuernos o dientes, etc.), conductuales y fisiológicas, que los diferencian de la especie progenitora (Clutton-Brock 1987) y que, en muchos casos, son producto de la selección artificial.

Control.- Mantenimiento de una población de determinada especie dentro de ciertos niveles o debajo de cierto umbral (en términos de números poblacionales y/o área de distribución) dentro de los cuales el impacto negativo sobre determinado recurso(s) natural(es) o especie(s) nativa(s) es eliminado, tolerable o aceptable (Parkes 1993).

Ecosistemas naturales.- Ecosistemas que no han sido alterados (al menos perceptiblemente) por acción humana (IUCN 2000).

Ecosistemas semi-naturales.- Ecosistemas que han sido afectados por acción humana en su composición, pero que mantienen elementos naturales (IUCN 2000).

Erradicación.- Estrategia de combate a especies consideradas o que se han convertido en nocivas y que consiste en la remoción permanente de una población entera de determinada especie dentro de un área y tiempo determinados (Parkes 1993).

Especie exótica, introducida o no nativa.- Especie que se encuentra fuera de su área de distribución original o nativa (histórica o actual), no acorde con su potencial de dispersión natural. Este término también puede aplicarse a niveles taxonómicos inferiores, como "subespecie exótica" (Lever 1985, IUCN 2000).

Especie invasora.- Especie naturalizada que ha producido descendencia en áreas diferentes al sitio de introducción original. Es posible encontrar este término en literatura relacionada con la ecología de invasiones biológicas que se refiere a especies con una gran capacidad de colonización y de dispersión, por lo que también puede ser aplicado a especies nativas con estas características (Daehler 2001, Davis y Thompson 2000, Richardson et al. 2000).

Especie nativa.- Especie que se encuentra dentro de su área de distribución natural u original (histórica o actual), acorde con su potencial de dispersión natural; es decir sin la ayuda o intervención del ser humano. Dicho de otra forma, la especie forma parte de las comunidades bióticas naturales del área. El término puede aplicarse a niveles taxonómicos inferiores, ya que una especie puede tener varias subespecies que ocupan diferentes áreas (Lever 1985, IUCN 2000).

Impacto Potencial.- Es el posible impacto que puede tener una especie exótica sobre la flora o fauna nativa (a diferentes niveles), de acuerdo con sus características biológicas intrínsecas (como su estrategia de vida, hábitos alimenticios, etc.), los efectos negativos que es capaz de generar a través de competencia, depredación, herbivoría, hibridación o transmisión de enfermedades y las áreas en que ha sido introducida (incluyendo factores como la vulnerabilidad de las mismas). Para efectos de este trabajo el impacto potencial es un valor numérico, resultado de la evaluación descrita en los resultados y es relativo al conjunto de especies de vertebrados exóticos de México.

Introducción no intencional.- Introducción derivada de la utilización, por parte de algunas especies, de medios de transporte humanos como vectores para dispersarse fuera de su área de distribución natural (IUCN 2000).

Introducción.- Transferencia de ejemplares vivos de una especie o subespecie a una región fuera de su área de distribución natural (histórica o actual) por parte del ser humano. Puede ocurrir dentro de un mismo país o entre diferentes países o continentes (Lever 1985, IUCN 2000).

Naturalización.- Se refiere al proceso de establecimiento de una especie exótica al área donde fue introducida. Este establecimiento está asociado a un área o lugar que por sus características (similitud ambiental al área de distribución original o condiciones adecuadas) permite el establecimiento de poblaciones autosuficientes en vida libre. El proceso de naturalización de una especie requiere que hayan sido superadas algunas barreras bióticas y abióticas para que la especie sobreviva y se reproduzca regularmente en el nuevo ambiente (Lever 1985, Richardson et al. 2000).

Plaga, peste.- Aquellos organismos, como animales o plantas, cuyo crecimiento poblacional ha alcanzado niveles que generan un impacto negativo significativo sobre los ecosistemas naturales, semi-naturales o sobre las actividades productivas humanas (Ej. agricultura). Normalmente las especies que se constituyen en plagas son especies también identificadas como invasoras (Daehler 2001, Davis y Thompson 2000, Richardson et al. 2000).

Población comensal.- Población que se encuentra íntimamente asociada a las comunidades humanas y dependen, al menos parcialmente, de éstas. Tal sería el caso de especies como las ratas (Rattus spp.) y el ratón casero (Mus musculus), que son especies exóticas comúnmente asociadas a poblaciones humanas en todo el mundo (Atkinson 1985). Este término puede aplicarse también a especies domésticas como el perro (Canis lupus; sinónimo: C. familiaris) y el gato doméstico (Felis silvestris; sinónimo: F. catus). No obstante se ha observado que estas especies pueden también vivir independientemente en ambientes no perturbados o modificados por el ser humano en condición feral.

Población controlada.- Población de alguna especie exótica que se encuentra bajo control del ser humano; ya sea porque dependen del abasto de alimento, agua, etc. para su subsistencia y/o porque se encuentra dentro de encierros (rejas, bardas, cercas, etc.). No obstante los cuidados del ser humano, muchas de las poblaciones controladas de las especies de vertebrados exóticos tienen el potencial de sobrevivir en el medio silvestre y convertirse en poblaciones ferales o salvajes.

Población feral.- Se refiere al establecimiento de poblaciones de especies exóticas que fueron introducidas y que se han establecido en el medio silvestre, pero que forzosamente derivaron de una condición doméstica. Es decir, los animales que dan origen a poblaciones ferales son siempre animales domésticos como los gatos y los perros (Lever 1985, Manchester y Bullock 2000). Estrictamente, el uso del término "población feral" para designar a poblaciones de especies como las ratas (Rattus spp.) y el ratón casero (Mus musculus), comúnmente comensales del hombre, es inadecuado ya que no derivaron de poblaciones domesticas.

Población salvaje.- Población de alguna especie exótica que se ha establecido en el medio silvestre y que derivó de animales no domésticos, como es el caso del Berberisco (Ammotragus lervia) en el norte del país.

Potencial de control.- Para efectos de este trabajo, el potencial de control está dado por un valor numérico resultante de la evaluación de factores que pueden afectar la capacidad para controlar o erradicar las poblaciones de especies introducidas de vertebrados en México. Las características utilizadas para esta evaluación son: características biológicas intrínsecas de la especie (patrones de actividad, agregación social), registros previos de problemas para su control, generación de daños económicos, amenazas directas al ser humano, importancia económica y cultural y distribución en el país.

Reintroducción.- Intento humano por establecer a una especie dentro de un área a la que originalmente pertenecía u ocupaba, pero de la cual fue extirpada (Lever 1985, IUCN 2000).

Translocación.- Transferencia, por parte del ser humano, de animales a un área en la que no se encontraban originalmente, pero dentro de su área de distribución geográfica original.

¿Requiere más información?
Dirección Técnica de Análisis y Prioridades